POLÉMICA

Dalas es acusado de estafar a sus seguidores a través de PAMBI, su propia criptomoneda

DalasReview está en el ojo del huracán estos días después del vertiginoso (y sospechoso) auge y caída de su propia criptomoneda.

>

En el a menudo impredecible mundo de las criptomonedas, Pambicoin (PAMBI), lanzada por el conocido polémico youtuber español DalasReview, ha generado una ola de controversias desde su creación. La criptomoneda, que inicialmente se presentó como una prometedora oportunidad de inversión, ha sufrido una caída dramática de más del 90% en su valor, desatando acusaciones de fraude y prácticas poco éticas.

Pero empecemos por el principio. Hace unos días, Dalas presentó PAMBI a través de sus videos y publicaciones en redes sociales, convenciendo a muchos de sus seguidores de que su token podría convertirse en un pilar en el mercado de criptomonedas hispanohablante, prometiendo ganancias rápidas y significativas.

Sin embargo, la realidad no tardó en desmentir estas expectativas. Y es que en cuestión de días, PAMBI experimentó una brusca caída en su valor, lo que encendió las alarmas entre los inversores y la comunidad cripto. A partir de ahí, se han vertido muchas acusaciones hacia Dalas, señalándole por, supuestamente, haber vendido masivamente sus tokens, provocando un fenómeno conocido como rug pull, donde los creadores de una criptomoneda abandonan el proyecto después de inflar su valor inicial.

ElmilloR ha sido uno de los críticos más duros, acusando a DalasReview de engañar a sus seguidores, muchos de ellos en situaciones económicas precarias, como es el caso de numerosos seguidores venezolanos. También, @BitcoinPTX o @Maveriktrader, miembros destacados de la comunidad cripto en Twitter/X, alegaron que Dalas vendió sus tokens justo después de la promoción intensiva de Pambicoin en su canal principal, lo que resultó en el desplome del valor del token.

DalasReview, por su parte, ha negado todas las acusaciones de fraude. Por supuesto, el creador de contenido defiende la legitimidad de PAMBI, argumentando que las caídas de valor son comunes en los primeros días de cualquier criptomoneda y que las acusaciones en su contra son infundadas. Según Dalas, la venta masiva de tokens fue realizada por una ballena (un gran inversor) para sembrar el pánico entre los inversores.

En las últimas horas, Bitmart, plataforma de exchange de PAMBI, también ha salido a negar las acusaciones que se están vertiendo sobre Dalas. Por último, el influencer ha asegurado en su cuenta de Twitter que su criptomoneda sigue en el mercado y que, además, ha recibido dos contratos de dos exchanges más. "Lograremos salir de esta y nos levantaremos. No voy a dejar de trabajar en ello, a diario", ha escrito Dalas recientemente. Veremos qué ocurre en los próximos días.

Más sobre este tema:

Cargando...